Social Icons

sábado, 17 de mayo de 2008

Glamour sueco en el campeonato de turismo argentino





Entre las grandes historias que posee el automovilismo argentino en su historia sin duda la historia de dos mujeres, Ewy Inga Anne Rosqvist y su copiloto Úrsula Wirth, originarias de Estocolmo (apodadas por la gente como "las suecas") que ganaron el Gran Premio de Turismo Argentino de 1962, una de las carreras mas dificiles que han tenido lugar en el país. Esta es su historia...








El gran premio de Turismos de 1962: se presenta el equipo Mercedes Benz



El gran premio del año 1962 abarcaría 4.624 Km dividido en seis etapas por el centro y norte de Argentina. Por la dureza de la carrera, varias fábricas europeas querían correrla y promocionar sus marcas, entre ellas, Mercedes Benz y Volvo.


Mercedes Benz, que contaba como jefe de equipo nada menos que con el quíntuple campeón de Formula 1 e ícono del automovilismo argentino Juan Manuel Fangio, inscribió 4 autos en la carrera: dos 300 SE para Eugen Bhoringer y para el argentino Carlos Menditeguy y dos 220 SE para Peter Khunne y para nuestra protagonista sueca Ewy Rosqvist



Comienza la carrera: primera jornada



Un total de 287 competidores, divididos en siete clases por cilindrada, iniciaron la marcha frente a la sede del ACA, para hacerlo en forma efectiva desde Pilar rumbo a Villa Carlos Paz. El numeroso público aplaudía a las “suecas”, cuya participación había llamado la atención de los medios y los curiosos. Frente al equipo Mercedes estaban como rivales los Volvo 122 S, de 1.800 cc, y se destacaban entre sus pilotos Gunnar Anderson (ganador en 1960) y los argentinos Rodolfo de Alzaga, Roberto Mieres y Atilio Viale del Carril, quienes, en condiciones normales, no podían aspirar a la victoria frente al equipo alemán. Lo mismo sucedía con los cuatro potentes Pontiac Catalina, de 400 HP, tripulados por Cupeiro, Reynal, Alvaro y Shelton, autos muy difíciles de conducir.


En medio de la noche, la impresionante caravana avanzaba a toda de velocidad rumbo a Villa Carlos Paz. Por Río Cuarto, Menditeguy aventajaba a su compañero Bhoringer por más de dos minutos, perseguidos por los Volvo 122, mientras las suecas se mantenían tranquilas en el lote puntero.





Las suecas y su 220 SE en 1962



Al llegar a Berrotarán (provincia de Córdoba), Bhoringer se encuentra con un vado cubierto de agua y, al cruzarlo, la toma de aire de los inyectores asimila el líquido en cantidad y se ve obligado a abandonar. A Menditeguy le sucede lo mismo, pero su acompañante saca las bujías y, tras 25 minutos, logra continuar.


En tanto, los Volvo pasan a ganar la competencia, seguidos de las suecas, tan cerca que a los pocos kilómetros estas ya estaban al frente de la clasificación. Cuando se acercan a Villa Carlos Paz, Menditeguy logra recuperar terreno y supera a Ewy Rosqvist sobre la misma línea de llegada, pero no puede impedir que las suecas le ganen en tiempo por un segundo.


Menditeguy protesta por el tiempo, asegura que le sacó 300 metros a Ewy Rosqvist, que son por lo menos cinco segundos, saluda y firma autógrafos. Fangio se le acerca, preocupado, y le pide que se apure, ya que tiene 10 minutos para entregar el auto. Pero Menditeguy sigue protestando y, al llegar al parque cerrado, entrega el auto con un minuto y 10 segundos de retraso. Queda automáticamente descalificado.


Las rubias suecas están en la vanguardia y deben defender los prestigios de la marca alemana, ya que su compañero Hermann Khuenne está muy retrasado.



Segunda etapa teñida de luto



Las suecas parten en la segunda etapa, rumbo a San Juan, perseguidas muy cerca por tres Volvo, mientras su compañero Hermann Khuenne, con el otro Mercedes, se ubica a continuación. Ewy Rosqvist se afirma en el primer puesto con un buen ritmo de marcha y un manejo seguro y parejo, en un auto que funcionaba a la perfección. En tanto, el Mercedes de Khuenne trata de avanzar en el clasificador, pero en una recta de la provincia de San Luis, a 190 kilómetros por hora, se le cruzan dos ovejas y vuelca de punta y cola cuatro veces. El piloto es despedido al romperse los anclajes de su cinturón de seguridad y muere en el acto. Su navegante, Manfred Sheik, queda amarrado al asiento y resulta ileso.


Al llegar, ganadoras de la segunda etapa y de la general, las suecas se enteran del triste final de su compañero. Aunque ahora están solas defendiendo los prestigios de Mercedes, quieren abandonar la carrera en señal de duelo. Una vez más, Fangio interviene y las convence para que continúen. Les explica que el mejor homenaje al compañero es continuar. Y les recuerda que si no superan ese momento les será difícil seguir corriendo en el futuro. Y de esto, Fangio sabía bastante, ya que en su campaña deportiva internacional murieron a su lado 32 pilotos.



Tercera etapa: la gloria para Suecia



Siguiendo el consejo de Fangio, las suecas continúan. Y siguen afirmándose en la punta. Ganan la etapa a Tucumán, y repiten el triunfo en Catamarca, Córdoba y en la última a Arrecifes, con ritmo y precisión, sin cometer errores. Sorprenden cuando llegan a la meta pulcras y con los labios pintados para que las salude un público sorprendido en el que prevalecían las mujeres, que se sentían reivindicadas por estas dos rubias que habían dejado atrás a los hombres. Finalmente, tras ganar las seis etapas, triunfan en la general con una ventaja de tres horas y ocho minutos sobre el segundo, Boris Garafulic (Volvo) y también en su categoría por 12 horas sobre Marcelo Borchardt, con un Jaguar 3.800.





Entrega de premios




Las suecas, después de la hazaña



Ewy siguió corriendo y al año siguiente volvió a Argentina para correr otro gran premio de turismos en el que salió tercera, detrás de sus compañeros Bhoringer y Glemser, lo que se repetiría en 1964, ultima vez que compitió en el país. Hoy en dia tiene 76 años y sigue viviendo en Estocolmo. Está vinculada con los miembros de la corona y es muy apreciada. Sigue conduciendo un Mercedes (un clase A) aunque ahora lo maneja con toda prudencia por las calles de la ciudad...


Su antigua copiloto Úrsula tiene actualmente 75 años y no corrió más luego de la hazaña argentina. Vive en su ciudad natal.


Fuente: diario La Voz del Interior


Espero que les haya gustado, en breve mas informes saludos :)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hacía años q buscaba informacion acerca de esta carrera 1962 turismo del ACA , al fin alguien se acordó de ella . Te felicito x la recopilacion Guillermo de Venado Tuerto
willie1956@hotmail.com

Anónimo dijo...

IDOLAS TOTALES, QUISIERA SABER DE ELLAS COMO Y DONDE ESTAN PARA MANDARLES MI APRECIO.

Anónimo dijo...

IDOLO, TENES MAS FOTOS DE ESTA CARRERA?

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog