Social Icons

viernes, 11 de octubre de 2013

Definiendo una época: los"Gentleman driver"


"Gentleman driver" o "piloto caballeroso" (sí, queda mejor en inglés) es una definición abierta a varias interpretaciones, para algunos sólo aplica para aquéllos pilotos que corrían por placer, excluyendo a los profesionales, para otros eran pilotos de clase alta, de mucho dinero, amantes de la noche y mujeriegos...a continuación hablaremos un poco de estos pilotos tan particulares, símbolos de una época... 



Definiendo a los "gentleman driver" y sus orígenes

En general, la definición "gentleman driver" se utiliza mayormente desde finales del siglo XIX, para indicar a los entusiastas del automóvil que pertenecen a familias de alto poder adquisitivo que, contrariamente a lo que se estilaba para la aristocracia, eran ellos mismos quienes se ponian detrás del volante, sin utilizar a un chofer. Los orígenes de las frase se pueden remontar incluso a la época anterior al automóvil, ya que los jóvenes de buena familia gustaban de correr por las calles con carruajes ligeros tirados por caballos veloces

En los comienzos del automovilismo en muchos casos los "gentleman driver" eran también pioneros e inventores, como en el caso del marqués francés Jules-Albert de Dion (foto). De Dion, aristócrata, excéntrico, duelista, inventor y piloto de carreras, cubre prácticamente todos los aspectos normalmente encontrados en un "gentleman driver". 


Muchos creen que este tipo de pilotos es exclusivo de la preguerra, aunque creo que es más correcto decir que existieron hasta los años 60. En la mayoría de los casos compraban la butaca (¡o el auto entero!) y participaban sólo para divertirse, algunos con mayor habilidad y éxito que otros. 

Los "gentleman driver" y sus anécdotas 

Otro factor importante a la hora de hablar de los "gentleman driver" es la afición a la "buena vida" (bon vivant); no se dejaban de dar ningún gusto ya sea en la noche y/o con las mujeres y gustaban de mostrarse en los lugares más exclusivos. Además, tenían fama de divertidos y extrovertidos, sus anécdotas eran famosas, como la del "gentleman" argentino Carlos Menditeguy (foto) que contó el gran Juan Manuel Fangio, que alguna vez mencioné por aquí pero nunca coloqué por completo:



Sucedió en Montecarlo, año 1956. Una joven Brigitte Bardot (foto de ese año), a posteriori un sex symbol total de la época, estaba recién apareciendo en pantalla y tanto ella como su representante estaban ávidos de promoción, por lo que contactan a Fangio, la figura más importante del deporte de una época, para invitarlo a una cena y claro, con la idea de que algún fotógrafo les sacara un par de fotos para inventar un "affaire" entre ambos y así impulsar la carrera de la chica.    

Con esa idea Bardot y su representante aparecen en el box de Fangio en Mónaco. La charla es cordial, pero al llegar el pedido de la cena, a Fangio no le termina de cerrar la idea de salir de noche poco tiempo antes de una carrera por lo que declina el ofrecimiento, pero estando con Menditeguy (que también corria para Maserati) se lo presenta a Bardot acto seguido. La historia termina con Menditeguy pegando el "faltazo" a los entrenamientos y a la carrera en sí, yéndose a la Costa Azul con Brigitte y siendo luego lógicamente desafectado del equipo

Al ser luego consultado sobre esto, Menditeguy respondió con toda naturalidad: “No era una oportunidad para despreciar ¿no?” 


Un caso curioso es el de Lord Alexander Hesketh en los años 70, porque si bien era un millonario exéntrico que gustaba de los autos y de la ostentación (llegaba en Rolls Royce, tomaba champagne en la pista, registraba a todo el equipo en hoteles 5 estrellas, etc.) él no manejaba, sino que en ese caso se compró un equipo de F1 y contrató a pilotos como James Hunt para que corrieran para él (de hecho Hunt logró algunos resultados interesantes con su equipo, lo que lo terminaron catapultando a McLaren). 


El caso de Hesketh sería como una variación, una mutación final de los en ese entonces ya desaparecidos "gentleman driver", que quedarán en el recuerdo como toda la definición de una época del automovilismo



Fuentes


En breve más novedades, saludos!

No hay comentarios.:

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog