Social Icons

lunes, 12 de marzo de 2018

Peugeot L76 y L45 GP: Los padres de los autos de carreras modernos


En 1912 tres pilotos de carrera y un diseñador técnico convencieron a la gerencia de Peugeot de adoptar una visión radical en lo referido al diseño de motores para autos de Grand Prix. Entre ellos crearon los primeros motores de doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindro, inspiración para los motores de automóviles modernos. Esta es su historia… 



Ya antes de la I Guerra Mundial Peugeot era un exitoso fabricante de automóviles, con un gran staff de ingenieros técnicos que al comienzo se mostraron escépticos de las ideas del diseñador técnico (Ernest Henry) y de los tres pilotos (Georges Boillot, Jules Goux y Paolo Zuccarelli, imagen de abajo), que recibieron el apodo de “Los Tres Charlatanes” 


Finalmente se decidió poner en práctica su idea, que a posteriori terminaría exponiendo las ventajas de utilizar un doble árbol de levas, cuatro válvulas por cilindro y cámaras de combustión compactas, optimizando el flujo de aire y tomando beneficios al hacer motores más ligeros. 

Aunque estos Peugeot no fueron los primeros en proponer la utilización de un árbol de levas a la cabeza (ya habían modelos de Mercedes-Benz y de Clement-Bayard en este sentido) si lo fueron en cuanto al uso de la cámara de combustión hemisférica, las cuatro válvulas operadas directamente por los dos árboles de levas y el uso de una bujía central. 


El L76 fue el primer modelo de esta serie, presentado en 1912, y puede no parecer hoy en día muy compacto que digamos un 7.6 litros pero hay que tener en cuenta que la mayoría de sus rivales (los Fiat, por ejemplo) usaban motores de entre 14 y 16 litros, derivados de la aviación. A menudo se tenía la idea de que a mayor cilindrada el rendimiento iba a ser mayor, aunque ciertos modelos como el L76 probaron lo contrario, por ejemplo en el GP de Francia de 1912, en donde un L76 pilotado por Boillot obtuvo la victoria, ganando con un enorme margen de 13 minutos sobre el Fiat de 14 litros que terminó segundo, y además haciéndolo con una velocidad promedio de 110 km/h. El L76 también logaría resonadas victorias en la Coupe de la Sarthe y en las famosas 500 millas de Indianápolis. 

Palmarés L76 

1912 - 1er puesto en el ACF Grand Prix (Dieppe) conducido por Georges Boillot 
1912 – 1er puesto en la Sarthe Cup conducido por Jules Goux 
1913 - 1er puesto en las 500 millas de Indianápolis conducido por Jules Goux 
1914 - 4to puesto en las 500 millas de Indianápolis conducido por Jules Goux 

Specs L76 

Tipo: 4 cilindros en línea DOHC 
Posición: Frontal/Longitudinal  
Cubicaje: 7.598 cc 
Válvulas: 4 por cilindro
Lubricación: Cárter seco
Frenos: A tambor, solo traseros 
Suspensión: De ballestas semi elípticas 
Peso: 895 kg 
Potencia máx.: 130 caballos @ 2250 rpm

El L45, entretanto, es una versión mejorada del L76 que comenzó a ser utilizada en 1913. Ahora con un 4.5 litros producía aproximadamente 112 caballos que eran transferidos a las ruedas traseras por una caja de 4 velocidades. Los L45 ahora contaban con frenos a tambor en las cuatro ruedas y no solo en las traseras como los L76 y sus rivales de Mercedes. Cuatro unidades se presentaron al GP de Francia de 1914 aunque la victoria quedaría en esa oportunidad para Mercedes, no tanto por una ventaja de motor sino por la mayor durabilidad de sus neumáticos Continental contra los Dunlop utilizados por los Peugeot. 



Menos de una semana después de ese GP francés de 1914 caería asesinado el Archiduque Francisco Fernando de Austria lo cual terminaría desembocando en la I Guerra Mundial y en el cese de las carreras de autos en Europa, por lo cual muchos de estos sofisticados Peugeot fueron enviados a los EE.UU., donde las carreras de autos no se vieron afectadas. En tierras norteamericanas el L45 mostró su valía, ganando en las 500 millas de Indianápolis de 1916 con Darío Resta al volante y logrando velocidades superiores a los 160 km/h, todo un logro para esa época

Sin embargo una vez finalizada la guerra Peugeot centró su atención en la producción de autos a gran escala y dejó durante mucho tiempo las incursiones en el mundo de las carreras relegadas a pequeñas apariciones con algún que otro modelo de serie modificado. El L45 sería el último de los grandes Peugeot de GP en tener tanta influencia sobre modelos posteriores. 

Recientemente el único L45 que se tenga conocimiento haya perdurado hasta la actualidad, propiedad de la extensa colección Bothwell de Los Angeles (unidad que participó de las 500 de Indianápolis de 1916 finalizando tercero, fotos de abajo) fue vendido por nada menos que 7.26 millones de dólares. Se desconoce si existe aún algún ejemplar de alguno de los otros modelos de esta serie, como el L76




Palmarés L45 

1913 - 1er puesto ACF Grand Prix (Amiens) conducido por Georges Boillot 
 1913 - 1er puesto ACF Grand Prix (Amiens) conducido por Jules Goux 1915 - 1er puesto American Grand Prix (San Francisco) conducido por Darío Resta 
1915 - 1er puesto Copa Vanderbilt conducido por Darío Resta 
1915 - 3er puesto en las 500 millas de Indianápolis conducido por Darío Resta 
1916 - 1er puesto en las 300 millas de Indianápolis (fueron solo 300 ese año), conducido por Darío Resta 

Specs L45 

Tipo: 4 cilindros en línea DOHC 
Posición: Frontal/Longitudinal 
Cubicaje: 4.494 cc Válvulas: 4 por cilindro 
Inducción: Carburador Claudel 
Lubricación: Cárter seco 
Frenos: A tambor a las cuatro ruedas 
Suspensión: Eje rígido, ballestas semi elípticas 
Peso: 1.059 kg 
Potencia máx.: 112 caballos @ 2,800 rpm 

Fuentes 


En breve más novedades, ¡saludos!

1 comentario:

Capalu dijo...

Muy buena nota Javier! El primer ejemplo de que Peugeot cuando quiere hacer coches interesantes, puede.

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Cordobés, Lic. en Turismo. Enófilo. Apasionado por los autos y el metal.

Seguidores del blog