Social Icons

miércoles, 11 de mayo de 2016

El superauto 4WD que no fue: Ferrari 408 4RM


Nos situamos a mediados de los años 80. La tracción integral, antes ridiculizada y desdeñada por propios y extraños, dominaba el mundo de los rallies y se estaba empezando a trasladar a los autos de calle. Varias firmas empiezan a mostrar sus prototipos con tracción integral y Ferrari decide, siguiendo esta línea, presentar un “concept” único en la historia de la firma: el 408 4RM. Esta es su historia...

Pensando en estar listos ante una posible aprobación de la tracción integral en la F1, Ferrari crea una división interna llamada Ferrari Engineering, encabezada por Mauro Forghieri, para además explorar nuevos métodos y tecnologías de construcción. Cuando desde la firma vieron que la FIA nunca daría el visto bueno para los 4WD en la máxima categoría del automovilismo, se comenzó a pensar en la posibilidad de su desarrollo para los autos de calle.

El estudio del concepto de la tracción integral en la firma del Cavallino termina materializándose en un concept probablemente surgido como respuesta a un prototipo japonés presentado en el salón de Frankurt de 1985, el muy “Ferrariesco” Nissan MID4 con tracción integral, dirección a las cuatro ruedas, ABS y suspensión independiente. Así es como nace el llamado Ferrari 408 RM (4RM por “4 Ruote Motrici”, cuatro ruedas motrices). Contaba con un V8 de cuatro litros de 300 caballos de potencia ubicado longitudinalmente, en posición central-trasera. Y contaba, como gran novedad, con tracción total permanente, unida a una caja manual de cinco velocidades.



Este concept es único para la firma porque si bien Ferrari produjo un modelo de tracción integral con el FF en ese modelo el motor está en posición delantera y es más bien un gran turismo que un diseño de superauto como lo era este. Se fabricaron solo dos unidades del 408 4RM (números de chasis 70183 y 78510) , una en rojo y una en amarillo (esta última actualmente exhibida en la Galleria Ferrari), ambas carrozadas por Scaglietti.



La primera unidad contaba con chasis estándar de acero y la segunda uno de aluminio pegado con adhesivo (uno de los primeros en probarse con este método), ambas contando con suspensión de tipo “push rod” independiente en ambos ejes. El modelo finalmente no vio la producción y su diseñador, Mauro Forghieri, se alejó de Ferrari para trabajar con Lee Iacocca como jefe de ingenieros en Lamborghini, donde formó parte del proyecto del primer vehículo de esa firma de tracción integral, el Diablo.


¿Veremos alguna vez un superauto Ferrari con 4WD y motor central-trasero? Solo el tiempo lo dirá…de momento el 408 4RM sigue manteniendo ese estatus único en la historia de la marca

Fuentes 


En breve más novedades, saludos!

2 comentarios:

Jose Fernandez dos Santos dijo...

No sabía de este intento de 4x4 Ferrari ¿Habrán pensado en el Grupo B al hacerlo? ¿Sabés en que etapa estaban el 959 y la F40 en ese momento?

Javier dijo...

El auto que Ferrari pensaba para el Grupo B es ligeramente anterior a este concept, fue el 288 GTO del 84. Con este auto calculo que buscaban mas bien ganar cierto segmento de compradores que estimaban entonces se volcarían masivamente hacia los 4WD para calle

Saludos!

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog