Social Icons

lunes, 3 de junio de 2013

La historia de una marca centenaria: Aston Martin


La legendaria firma británica de deportivos de lujo Aston Martin cumple su centenario este año, por lo que aprovecharemos la ocasión para dar un repaso a su movida historia, con muchos cambios de propietarios, épocas duras y tiempos mejores, momentos que le dieron identidad a una de las marcas con más y prestigio y de modelos más hermosos de la historia del automovilismo

Sus orígenes y la I Guerra Mundial


Fundada en 1913 por Robert Bramford y Lionel Martin como “Bamford & Martin LTD”, la firma comenzó vendiendo autos fabricados por Singer. Fue renombrada al año siguiente como “Aston Martin”, después de lograr Martin una contundente victoria en la Aston Hill Climb en Buckingamshire, Inglaterra, tras lo cual la dupla decide comenzar a fabricar sus propios autos, siendo su primer prototipo un chasis Isotta-Fraschini de 1908 y  un motor Coventry-Simplex modificado, de 1.389cc 

Tras el parate forzado por la irrupción de la I Guerra Mundial, Aston reinicia actividades. Su primera victoria en competición se da en Brooklands en 1920. Poco después Bramford se retira del negocio y Martin debe salir a buscar apoyo económico, consiguiendo finalmente que un joven piloto, entusiasta y millonario polaco interesado en esta novedad que era el automóvil, Louis Zborowski, invirtiera en su firma.  

Aparición en competiciones internacionales y los años 20


Su primera aparición internacional fue en el Grand Prix de Francia de 1922, carrera que pudieron completar dos de sus autos, con motores de 1 ½ litros, cuatro cilindros, dos árboles de levas y cuatro válvulas por cilindro. 


En esta época Aston comienza a fabricar autos de calle, a un ritmo de uno por semana, en carrocerías Sport, Super Sport y Tourer, en chasis de corta y larga distancia entre ejes. Los autos ya mostraban características que serian distintivas de la firma: tremenda ingeniería, calidad exquisita, gran andar de marcha, alto costo y hasta el más lento de ellos podía llegar a una gran velocidad para la época, 110 km/h   

A pesar de todo, Aston no puede despegar debido a la repentina muerte en competición de su sostén económico, Zborowski, en 1924, lo que lleva a la firma la quiebra. Lady Charnwood adquiere el control de la misma, colocando a su hijo John Benson en la dirección de la misma, aunque Lionel Martin y su esposa aún estaban en el directorio. 

Apenas un año después la empresa se ve obligada a cerrar nuevamente, esta vez también vería la marcha de Martin de su propia firma, que vende a un grupo de inversionistas, entre los cuales se encontraba Augustus Bertelli (responsable de algunos de los modelos de producción de los años siguientes), formándose así “Aston Martin Motors LTD” y entrando en un momento de progreso con un incremento en la reputación de la firma en ingeniería y diseño, avances que lograron la primera presentación de Aston Martin en una carrera de las históricas 24 horas de Le Mans en 1928 y la participación de los autos LM en la Mille Miglia y otras carreras internacionales


1929 "International"

Los años 30 y la II Guerra Mundial


A pesar del éxito en competición y la gran publicidad que el mismo le daba a la firma, Aston se ve nuevamente en dificultades financieras en 1932, cambiando varias veces de manos en estos años. En 1936 Aston decide enfocarse en fabricar autos de calle, fabricando la mayor cantidad de ellos en un año en 1937 (140 unidades), hasta el irrumpir de la II Guerra, en el que la compañía debe dejar de lado la automoción y comenzar a fabricar componentes de aviación. Entre los autos creados en esta época estaban el 1½-litre "T-type", el "International", el "Le Mans", el "MKII" y su derivado de carrera "Ulster", el 2-litre 15/98 y su derivado de carrera "Speed Model". Bertelli fue ejemplo de la nada común mezcla de ser dueño, fabricante y piloto, todo en uno



1933 12-50 Standard Sedan

1936 2 Litre Speed
  
La era David Brown 


En 1947, David Brown, fabricante de tractores,  rescata a Aston Martin y la compra junto a Lagonda, uniendo ambas compañías sus recursos y su nombre, convirtiéndose en “Aston Martin Lagonda Limited”. Por esos años surge la famosa serie de autos DB (cuyo nombre es tomado de las iniciales de David Brown), comenzando por el DB1 de corta producción (apenas 16 unidades) y siguiendo con el DB2, que presentó dos prototipos en Le Mans en 1949 y vio la producción en serie al año siguiente. En 1951 el DB2 marcaría su nombre en la historia logrando un 1-2-3 en su categoría en Le Mans. En 1953 aparecería el DB2/4 y en 1955 el DB2/4 MkII, nuevas versiones del mismo modelo 

1949 DB1

1950 DB2

El DB2/4 Mk III o simplemente llamado DB Mk III apareció en 1957 y un año después vería la luz el DB4 con motor de 3,7 litros y bellas líneas italianas. En 1963 aparecería un mito, el DB5, elevado a categoría de mito con la película de James Bond de 1964 “Goldfinger”, al que le sucedería el DB6 (1965) y el DBS (1967) 

 1957 DB3
 1958 DB4
 1964 DB5, junto a "Bond" (Sean Connery)
 1965 DB6
1967 DBS

Los años 70 y 80


La partida de Brown en los años 70 marcó el regreso a los tiempos difíciles, y los años 80 no fueron precisamente mejores. En estos años Aston Martin-Lagonda pasa a las manos de los empresarios Peter Sprague y George Minden (1975) . Tras el fin de la fabricación del DBS en 1972, Aston básicamente sólo fabrica dos modelos, el V8 y el V8 Vantage, más el futurista Lagonda, lo cual se mantendrá hasta 1988. 


1976 Lagonda
 1977 V8 Vantage
1979 V8

En 1980 Aston pasa a manos de Pace Petroleum y CH Industrials quienes, con Victor Gauntlett como director ejecutivo, deciden el retorno de la firma a las pistas de carrera en 1982 en asociación con Nimrod Racing, a quien Aston prestó su nombre para volver a sonar en el ambiente del automovilismo de competición, sin el costo que implicaba crear un equipo propio. 

1982 Nimrod-Aston Martin: 55 vueltas y abandono en Le Mans '82

La asociación con Nimrod fue de corta vida y la empresa se sumió en otro abismo financiero más
La era Ford

del que lo sacaría esta vez uno de los grandes nombres del automovilismo mundial: Ford Motors compró el 75% de Aston Martin en 1987 (más o menos la época en la que el V8 Vantage y el Vantage Volante era el auto de Bond en “The Living Daylights”)

"Bond" (Timothy Dalton) y el V8 Vantage 

En 1988 aparece el Virage, presentado en el Salón del Automóvil de Birmingham de ese año y pensado como reemplazo de los viejos modelos V8 y como tope de gama de la firma, hasta que el DB7, presentado en 1994, lanzó un modelo V12 que se consideró el nuevo tope de gama de Aston, por encima del Virage y del Vantage (luego V8), presentado en 1993

 1988 Virage
 1993 Vantage
1999 DB7 V12

Originalmente el DB7 había sido un proyecto de Jaguar, con su diseño modificado ligeramente por Ian Callum para asemejarse a la línea Aston Martin, y se había ofrecido inicialmente, antes de la aparición del V12, con un seis cilindros de 3,2 litros. Este modelo vendió más de 7 mil unidades, siendo el más exitoso de la historia de la firma. 

En 1994 Ford compra el 25% restante y adquire control total de la compañía, inaugurando además ese año una nueva fábrica en Bloxham. En 1995 Aston produce el número record de 700 vehículos en el año, cifra que se entiende si uno piensa que en la era pre-Ford los autos se fabricaban de forma artesanal.   

En 1999 al DB7 se le añade el V12 Vantage y en el 2001 el totalmente nuevo Vanquish, también con motor V12. El DB7 ve el final de su gran producción en el 2004 (con una edición especial "Zagato" antes de ello), siendo reemplazado por el DB9, que se armó en la nueva fábrica de Gaydon, que con el tiempo pasa a ser la única fábrica de Aston Martin.  En el 2005 los V8 volverían a aparecer en la firma con el V8 Vantage. 


 2001-Vanquish
 2002-DB7 Zagato
 2004-DB9
2006-V8 Vantage

Aston anunciaría también hacia el 2004 que volvería a competir en las carreras creando una nueva división, Aston Martin Racing, que se hizo responsable, junto a Prodrive, para diseñar, desarrollar y manejar el programa del DBR9, que tendría considerable éxito ganando las 12 horas de Sebring e inclusive Le Mans 


Victoria del DBR9 y festejo del equipo de mecánicos

Era Richards y la actualidad


En 2007 Ford vende el 90% de la firma a un consorcio inversionista, liderado por el dueño de Prodrive, David Richards, con el apoyo económico de dos compañías de origen kuwaití: “Investment Dar” y “Adeem Investment”

Con los nuevos propietarios sigue el éxito en competición, ganando su clase en Le Mans en 2008 y el campeonato de constructores en la GT1 en el 2010.  Esta época ve el resurgir de viejos nombres con historia como DBS (2007), Virage (2011) y Vanquish (2013) más la versión V12 del Vantage, un cuatro puertas basado en el DB9, el Rapide (2010) y hasta un superdeportivo sumamente exclusivo hasta para los estándares de la marca, el One-77 (2009), de edición limitada a 77 unidades

 2007 DBS
 2009 One-77
 2011 Virage
 2011 Rapide
 2011 V12 Vantage
2013 Vanquish

Aston Martin CC100: el autohomenaje de la firma


En las 24 Horas de Nürburgring de este año Aston presentó el concept car que marca el centenario de la firma. Llamado CC100, recuerda estéticamente al famoso DBR1 con el que la marca hizo un 1-2 en las 24 Horas de Le Mans de 1959. Aquí pueden ver un video de cómo se lo construyó...


Conclusión


Afortunadamente para los fanáticos de los autos, Aston Martin, un siglo después, sigue con nosotros, la marca se ha resistido a la desaparición. A pesar de todos los problemas financieros que sufrió en su historia, el espíritu y diseño de cada nuevo modelo junto al interés que genera cada uno de sus autos mantiene viva la llama de Aston

Fuentes



En breve más novedades, saludos!

1 comentario:

Anónimo dijo...

No has pensado en llevar el blog a algún concurso???

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog