Social Icons

viernes, 1 de enero de 2016

Los “otros GT”: Ford GT70 y GT90


Cuando uno escucha “Ford GT” se remite inmediatamente al legendario GT40 de las victorias épicas en Le Mans. Pero hubo otros Ford GT que no pudieron llegar a la gloria a pesar de contar con dicho ilustre nombre y quedaron solo como concept o prototipos: los GT 70 y 90. Aquí les cuento la historia de estos interesantes modelos… 


GT70 


El casi desconocido GT70 surge como concepto después del pésimo desempeño de los Escort en el rally Montecarlo de 1970 (del año deriva el “70” de su nombre). Los Escort apenas logaron allí un quinto y un séptimo puesto: quedaba claro que se necesitaba un auto especifico, de motor central, para ser competitivo en ese tipo de rallies y disputarle de igual a igual las victorias a los Porsche 911 y los Alpine A110. El director de competición de Ford UK, Stuart Turner, y el piloto Roger Clark fueron los impulsores del proyecto GT70, con Len Bailey, jefe de ingenieros del proyecto GT40, apuntado para el trabajo en carrocería y chasis. 


Como el Lancia Stratos –el objetivo a alcanzar-, el GT70, diseñado por el italiano Ercole Spada, tendría motor central-trasero con tracción trasera y seria diseñado para utilizar toda una serie de motores. Inicialmente utilizó el Cologne V6 del Capri RS 2600, pero al no tener los resultados esperados fue reemplazado por un Cosworth BDA de 4 cilindros, con el cual mejoró su rendimiento.


Muchos factores determinaron la corta vida del GT70: el poco interés de Ford USA por el mismo, la enorme cantidad de modificaciones para volverlo un auto de producción limitada (un centenar), cambios en las regulaciones durante su desarrollo, la crisis del petróleo de esa época y principalmente el hecho de que el auto al que reemplazaría, el Escort, ahora era competitivo y estaba ganando rallies. El programa GT70 se dio de baja a comienzos de 1973. 


Originalmente planeado para 500 unidades, solo se fabricaron entre cinco y seis prototipos del GT70, uno de los cuales fue enteramente restaurado por Ford Heritage UK en el 2002 usando un motor Cosworth de 2 litros (es el ejemplar de pintura amarilla y verde de las fotos de arriba). El mismo ha aparecido desde entonces en eventos como el Festival de Velocidad de Goodwood. 

GT90 


El salón de Detroit de 1995 vio la aparición del concept car GT90, que se suponía seria el nuevo modelo emblema de Ford y sucesor espiritual del GT40. Muchos de sus componentes, incluyendo chasis, transmisión y suspensión, se sacaron del Jaguar XJ220 (recordemos que en ese entonces Ford era dueña de la firma británica). 


Para la época, las cifras serían de escándalo: tendría un V12 de 6 litros (fusionando dos V8 Lincoln a los que se le quitaron dos cilindros a cada uno) con cuatro turbos Garret T2 y unos impresionantes 720 caballos, 895 Nm de torque, velocidad máxima de unos 400 km/h y 0-100 km/h en 3.1 segundos. Sería claramente el auto más rápido del planeta…


Sin embargo a fines de 1995 Ford admitió que nunca hubo intenciones de que pasara la fase de concept car. Varios periodistas pudieron probarlo (entre ellos un joven Jeremy Clarkson) , pero su potencia estaba “capada” a menos de 400 caballos (con los turbos desconectados) y su velocidad máxima limitada ya que no se sabía como respondería el chasis ante la potencia máxima estimada del auto. 


El GT90 nunca se fabricó, pero mostró un adelanto de un nuevo lenguaje de diseño de Ford y varios pudimos “probarlo” virtualmente en Need For Speed II o en algún Toca Race Driver o Gran Turismo. En el 2009 fue subastado el único vehículo existente, que quedó en manos privadas y su destino al dia de hoy se desconoce. 

 Fuentes 


En breve mas novedades, feliz año para todos!

1 comentario:

Roosevelt Gonzalez dijo...

Interesante artículo acerca de la historia que hay detrás del famoso gt40. Feliz año nuevo Javier!

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog