Social Icons

viernes, 10 de abril de 2015

Porsche 904/906: Prototipos de carrera para la calle


Después de un breve paso por la Fórmula 1, los comienzos de los años 60 marcarían el regreso de Porsche al terreno que le era más favorable, el de las categorías de pista. Para participar en la serie GT de la FIA creó un nuevo lenguaje de diseño para prototipos, que culminarían con el fabuloso 917. A continuación, la historia de los 904 y 906, los últimos autos de carrera matriculables de la firma de Stuttgart.


Porsche 904 GTS 


Porsche había tenido grandes éxitos con los sport prototipos en los años 50, con los 550 Spyder y con las versiones “Carrera” de los 356, pero desde fines de los años 50 comienza a enfocarse en monopostos, primero en Formula 2 y luego en Fórmula 1, la cual abandona en 1962 debido a los altos costos para volver a las categorías de pista que tan buenos resultados le habían dado. Para ello se elige competir en la serie GT de la FIA y el auto elegido para tal fin será el Porsche 904 GTS o Carrera GTS, el cual marcaría el inicio de un camino que terminaría desembocando en toda una leyenda automotriz como el 917


La idea tras su fabricación era crear un GT polivalente utilizable tanto para rallies como para carreras en circuitos y carreteras. Debido a que las reglas de la serie GT exigían la existencia de 100 unidades homologadas de calle se debió descartar por una cuestión de costos una carrocería de aluminio y la solución fue un chasis de secciones de acero prensado, sobre el cual se colocaría una carrocería de fibra de vidrio sellada y unida a dicho chasis. De esa forma se cumplían dos objetivos: abaratar costos y, algo nada menor en un auto de carrera, mantener reducido el peso del auto. El chasis del mismo se pensó para poder llevar varios motores, y específicamente un seis en línea que terminaría instalado en el 901 (o, como lo conocemos hoy, el 911), pero por demoras en el desarrollo se terminó eligiendo una revisión del cuatro cilindros de 2 litros del Abarth Carrera. 


El 904 fue el primer Porsche con carrocería plástica y el primer modelo de la firma con motor central y techo duro en venderse al público. Su valor en el mercado de clásicos, dada su rareza y lo poco que suelen salir a la venta, sobrepasan el millón de dólares. 

Specs 904 GTS

Motor: 4 cilindros en línea DOHC 2 valv/cilindro, refrigerado por aire. 
Dos carburadores Webber 46 IDM2 
Posición: Central/Longitudinal 
Aspiración: Natural 
Potencia: 180 hp @ 7.200 rpm 
Torque: 196 Nm @ 5.000 rpm 
Peso en vacío: 640 kg 
Relación peso/potencia: 281.25 hp por tonelada 
Tracción: Trasera, con diferencial autoblocante 
Frenos: De disco a las cuatro ruedas 
Transmisión: De 5 velocidades, manual 
Velocidad máxima: 262.3 km/h 

Video: Un 904 GTS con Walter Röhrl al volante 

 


 Porsche 906 


También llamado Carrera 6, el 906 se presentó en 1966 para seguir el camino marcado por el 904 pero corregir sus defectos, ya que a pesar de su complejidad dicho modelo no había tenido el éxito esperado. Se lo diseñó con una obsesión para reducir el peso y el reparto de masas, así es que este Carrera 6 pesa tan solo 580 kg, una importante reducción de peso respecto a su antecesor, aunque en Le Mans pesaron 22 kg más con el objeto de mejorar su velocidad máxima en 15 km/h en la casi interminable recta Hunaudiéres. Este modelo seguía utilizando carrocería de fibra de vidrio pero ahora su chasis era tubular, de “malla espacial” o spaceframe, como es mejor conocido. 


El 906 utilizaba el motor del 911 de la época, un 6 cilindros bóxer de 1991cc modificado para que pesara como un 4 cilindros, para lo cual por ejemplo se usaron componentes varios de titanio, como en las bielas. Su potencia, unos 210 caballos, también era cerca del doble que obtenía el motor de origen. Se debían fabricar 50 versiones homologadas para calle por reglamento de la FIA y se fabricaron 65 ejemplares a carburador más 9 prototipos a inyección mecánica. El 906 es el último auto de carreras de Porsche en poder matricularse para calle, más allá de la existencia de versiones de calle basadas en modelos de competición (como el GT1 Strasse) que claramente no son lo mismo. 



Su logro deportivo más relevante lo consiguió en las 24 Horas de Le Mans de 1966, donde los legendarios Ford GT40 lograron su famoso 1-2-3, estos Porsche obtuvieron los puestos del 4 al 7, ganando con autoridad su categoría y dándole un golpe aun mayor a los prototipos de Ferrari con motor V12 que hasta ese momento parecían imbatibles. 


Specs 906

Motor: 6 cilindros en línea DOHC 3 valv/cilindro, refrigerado por aire. 
Dos carburadores Webber 46 IDA 3C 
Posicion: Central/Longitudinal 
Aspiración: Natural 
Potencia: 210 hp @ 8000 rpm 
Torque: 196 Nm @ 6.000 rpm 
Peso en vacío: 580 kg 
Relación peso/potencia: 340.36 hp por tonelada 
Tracción: Trasera
Frenos: De disco a las cuatro ruedas 
Transmisión: De 5 velocidades, manual 
Velocidad máxima: 273.5 km/h

Video: Uno de los 906 a inyección, en Le Mans Classic 2012

 

Fuentes 


En breve más novedades, saludos!

1 comentario:

carlosshaw7 dijo...

Lo que más me gusta de Porsche, es que a pesar de que en la mayoría de los casos tienen menos potencia que los contrincantes, la aplican más efectivamente que estos, además que simpre se preocupan hasta el último detalle, para exprimir el máximo del motor, sin que sea incontrolable el vehículo, de hay su rendimiento. Otras marcas, como la del caballo rampante, tienden a exagerar la potencia y por motivos un tanto dificil de explicar, son más lentos en circuito que Porsche.
Saludos y gracias la historia de estos increibles autos.

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog