Social Icons

viernes, 21 de noviembre de 2014

Columnas de opinión: Dólar, autopartes y autos “nacionales”


Aquí les traigo otra columna de opinión, en esta oportunidad hablando de un tema que afecta de primera mano al mercado automotriz argentino como son los vaivenes del dólar y las restricciones de importación, no solo para traer autos de afuera sino autopartes para fabricar los autos nacionales, que cada vez son más extranjeros. Pueden leerla a continuación...

 
Dólar, autopartes y autos “nacionales”


Mucho se ha hablado en los pasados meses de cómo las restricciones a la importación y la falta de dólares para ingresar vehículos del exterior afecta tanto a la industria como al negocio de los autos en Argentina. Pero este tema no solo afecta a los tres o cuatro super pudientes que en un año patentan un Maserati o un Ferrari en el país, también afecta a la fabricación de los autos nacionales o mejor dicho “nacionales” así, entre comillas, porque cada vez son más y más extranjeros…

El promedio de piezas nacionales encontradas en un auto 0 km promedio fabricado en Argentina gira en torno a un 20 %. Del 80% restante, un 46% viene de Brasil, 18,4% proviene de los países asiáticos (Japón, seguido de Tailandia, China, Corea e India). El resto proviene mayormente de Europa: Alemania, Francia, Italia y España


La incertidumbre económica generada por la devaluación y la pérdida del valor adquisitivo viene siendo moneda corriente lamentablemente desde hace tiempo en Argentina y castigó lógicamente a todas las automotrices (Entre enero y septiembre, se patentaron en el país 561 mil vehículos, 26% menos que en igual lapso de 2013), pero en el segundo semestre de este año se empezó a advertir una caída más fuerte en particular de aquellas firmas más dependientes de la importación, y ni las empresas más grandes pudieron escapar a las pérdidas, como Ford (18,7% menos) y Fiat (13,5% menos). Como en toda regla hay una excepción y esa es Toyota, con nada menos que un 24,6% de incremento en ventas respecto al año anterior, pero con la salvedad de que, al contrario de la mayoría de los fabricantes, la firma japonesa no ha tenido casi restricciones ni inconvenientes para importar al Etios y al nuevo Corolla desde Brasil.


En general todos coinciden que el mayor problema es la falta de inversiones y la alta presión fiscal. Falta inversión en energía y la logística es mala. Las firmas automotrices a nivel mundial comparan costos y seguramente se pregunten para qué seguir en un mercado en el que a las terminales argentinas les cuesta horrores girar dividendos a sus casas matrices


2015, año electoral en Argentina, se vislumbra como otro año tormentoso en el país en materia de autos. El “toma y traiga” del ministerio de Industria y sus múltiples reuniones con las terminales y autopartistas hasta ahora no ha llegado a casi nada, apenas alguna promesa de más dólares pero sólo en ciertas condiciones y para importar autopartes. A la mayoría de las automotrices no les quedará otra que capear una vez más el temporal, recortar costos y mirar hacia adentro. Después de todo, una máxima es que cualquier crisis también puede ser una generadora de oportunidades…

Fuentes 


En breve más novedades, ¡saludos!

4 comentarios:

Carbotanium dijo...

Me gusta cuando haces estas notas porque son simples, bien explicadas y cortas. En lo que no estoy de acuerdo es en que baje el poder adquisitivo, creo que la mayoría o muchas personas están en su mejor momento económico (y encima se quejan que tienen que pagar mas impuestos). Con lo que pasa con el sector automotriz me da bronca, uno de los pocos sectores que le estaba yendo excelente, y la tuvieron que cagar con ese impuesto de porquería. Ese es el mayor causante de la baja en las ventas de autos, por como han subido de precio los autos, autos que anteras eran muy vendidos como la SW4, Focus, Civic, y ahora están afectados por el impuesto. Es un asco, parece que vieron lo bien que le iba al sector y quisieron arruinarlo poniendo un impuesto porque no soportaban ver que se vendía tanto, no se. Y para colmo, para sacar arriba el sector que ellos con sus decisiones arruinar, sacaron ese Procreauto. O sea sacan planes para arreglar lo que ellos arruinaron con su impuesto pedorro ese. Lamentable

Tony Mastro dijo...

El 2015 es el año de la oportunidad para ustedes argentinos de cambiar de gobierno para uno mejor. De continuar con lo que tienen terminarán igual que en Venezuela, con inflación galopante, escasez y opacidad en la administración de la cosa pública.

matias dijo...

te hago una consulta: ¿que es la "presión fiscal"? los impuestos de un año al otro no aumentaron un 100% como para que sea una catástrofe. Cuando el gobierno está en las tratativas de sacar el plan procreauto con las automotrices, los modelos más baratos como el corsa classic (la misma matriz desde hace 20 años mas o menos, tremendamente amortizada) aumentan casi 20.000 pesos. El problema es el mismo de todos los empresarios, querer ganar lo máximo, con lo mínimo en costos e inversión. despues cuando va cualquiera a comprar el auto te garcan dejándote sin la entrega de los autos. La otra es la que te cobran "gastos aparte" por acarreo y no me acuerdo que otra cosa, que están fuera del acuerdo del plan. Siempre el empresario garca se quejó de lo mismo.
El impuesto a los autos de alta gama no está mal. Es una manera de vender mas autos nacionales (sea el porcentaje que sea, por lo menos dan laburo al trabajador argentino) que los que vienen empaquetaditos y con moño en un container desde Singapur o donde sea.
El argentino promedio no se va a comprar la SW4 que es la más cara, ni el que necesita la camioneta para el negocio. van a terminar comprando un auto de acuerdo a sus posibilidades económicas. Y el que se compra la SW4 no es un pobrecito.
Un BMW, una SW4 no van al procreauto, justamente van los dentro de todo más baratos.
Pasa que todas las terminales se quieren llevar el "billete verde" bien fresquito para la casa central. Dejemos de victimizar al lobo.

JAvo dijo...

La verdad no estoy seguro que vengan por aquí el problema de las automotrices en Argentina.
La "la presión Fiscal" es pagar los impuestos que antes evadían (caso los precios de los autos en Tierra del Fuego).
El problema pasa porque se cortó el juego que las automotrices hicieron con los alta gama y el dolar blue, que sin duda les quitó performance financiera, que está recuperando elevando los precios de manera absurda, total el mercado sigue riendiendo, cayó sí, cosa que viene haciendo en casi todo el mundo, pero sigue teniendo numeros que no son despreciables. Toyota no tuvo problemas en importar, porque trabajó para aumentar sus exportaciones, VW por ejemplo cuando aumentó la demanda en Europa de la Amarok, mudó parte de la producción a Alemania... así ni en un pais serio la cosa funcionan.

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog