Social Icons

lunes, 13 de agosto de 2012

Los hitos de los primeros años de la automoción


No hay dudas en que el automóvil ha sido uno de los inventos claves en la historia de la humanidad. Para que esto ocurriera y los vehículos evolucionaran hacia lo que son hoy debieron ocurrir ciertos hitos fundamentales, ciertos inventos en momentos claves que le allanaron el camino al aún entonces incipiente automóvil. A continuación, los avances más destacados de esos primeros años...

Aprox. 1870: El génesis antes del génesis: "Marcus Car" 


Siegfried Marcus es de esos nombres que, por esos azares de la Historia o de quienes la escriben, no tienen el reconocimiento que deberían. Aproximadamente en 1870 (algunas fuentes citan este acontecimiento en 1864), este austríaco se convierte en el primer hombre en impulsar un vehículo con gasolina, colocándole un pequeño motor a combustión a una simple carretilla modificada. Marcus también tiene el mérito enorme de haber sido el creador del primer motor a pistón de la historia, un atmosférico de un cilindro y dos tiempos. Todo un pionero.

1876: Ciclo Otto 


Desde comienzos de la década de 1860, y junto a Eugen Langen, el ingeniero alemán Nicolaus August Otto comenzó a modificar los motores a gas del ingeniero francés Ettiene Lenoir para intentar hacerlos más eficientes. Su primer intento, en 1862, fue un motor que comprimiría la mezcla de combustible antes del encendido, intentando mejorar la eficiencia y confiabilidad del motor de Lenoir. Fracasó inicialmente en este intento, pero sí logró dos años después, en 1864, un motor de combustión interna y aspiración natural

Su principal aporte, sin embargo, fue en 1876, con la creación del que se considera el motor de gasolina de 4 tiempos (admisión, compresión, explosión y escape), llamado en su honor “motor de ciclo Otto”, el cual era básicamente el motor que había intentado crear 14 años antes, un motor que comprimía la mezcla de combustible antes del encendido, lo hacía que fuese el más eficiente de todos los motores para su época. Su influencia fue decisiva, siendo este sistema la base de los motores de los automóviles modernos.

1885-1888: Primeros automóviles a gasolina


El paso de la idea del carruaje sin caballos al primer concepto de automóvil como tal tuvo lugar entre 1885 y 1888. En ese período (y casi al mismo tiempo), primero Karl Benz (foto de arriba) y luego Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach (foto de abajo) introducen los primeros automóviles a gasolina ideados como tales. A comienzos de 1886 Benz recibe la patente por su automóvil y comienza su producción en 1888, después de que su esposa, Bertha, hubiera probado con un viaje desde Mannheim a Pforzheim, que este carruaje con motor era viable para un uso cotidiano. La diferencia entre Benz y Daimler era que Benz quería dedicarse a fabricar automóviles, pero Daimler, sin embargo, los veía sólo como una plataforma necesaria para vender motores y así poder financiar otros desarrollos.


1887-1902: Chispa de encendido, encendido magnético


En 1887, sólo un año después de la inauguración de su “Taller de Mecánica de Precisión y Electrotecnia”, Robert Bosch fabricó su “aparato de encendido” por encargo de un cliente, un dispositivo de encendido de baja tensión por magneto para poder activar la mezcla de combustible en automóvil parado, basado en un producto del fabricante de motores Deutz (empresa fundada por Nikolaus Otto) en Colonia, Alemania. Bosch realizó mejoras decisivas al modelo, lo que mejoró su eficacia y confiabilidad, siendo así un aporte decisivo al perfeccionamiento del automóvil.


En 1902 la firma Bosch realiza otro aporte de gran importancia a la industria automotriz, con la invención del encendido magnético de alta tensión y la bujía de alto voltaje, creada por el ingeniero Gottlieb Honold, que trabajaba para Bosch. Cabe destacar que, aunque no es la primera patente de la bujía (que ya había sido registrada en diversas formas por otros inventores como Nikola Tesla o Richard Simms), la  de Honold es la primera en ser comercialmente viable y la que posibilitó el desarrollo de los motores de combustión interna.


1893: Motor Diesel


En 1893 el ingeniero alemán Rudolph Diesel patenta un motor que utiliza el calor de la compresión del aire en el interior de los cilindros para lograr el encendido, diferenciándose de los motores a gasolina convencionales, que necesitan una chispa para la ignición. Diesel trabajó durante años para perfeccionar el motor, incluso mucho después de obtener la patente por el mismo. En 1897 el motor Diesel habia logrado un 75,6% de eficiencia teórica y práctica, que contrastaba con el apenas 10% que lograba en la misma prueba el motor a vapor.

Curiosidad: En la Exposición Universal de París de 1900 se presentó un pequeño motor Otto-Deutz diesel, el cual usaba como combustible aceite de maníbiodiesel hace más de un siglo atrás!

1894: Primer automóvil eléctrico funcional


Diseñado y fabricado en 1894 por el ingeniero Henry Morris y el químico Pedro Salom en Filadelfia, EE.UU., el “Electrobat” fue el primer automóvil eléctrico funcional de la historia. Ambos creadores tenían antecedentes fabricando tranvías movidos a batería, y, cuando ese negocio comenzó a decaer, se enfocaron en el recién nacido automóvil (de hecho, este modelo, que crearon en sólo dos meses, fue el primer automóvil como tal visto en las calles de Filadelfia).

El “Electrobat”, fabricado básicamente como una versión reducida de un tranvía a batería, era lento, pesado (solo sus baterías pesaban 700 kg y sus ruedas eran de acero para soportar tanto peso) e impráctico, pero funcionaba, logrando hasta 160 kilómetros de autonomía.

1900-1911: Innovaciones en la transmisión


La necesidad de disponer de distintas marchas apareció junto con los primeros vehículos a motor. Ya en 1898 Louis Renault, uno de los fundadores de la famosa automotriz francesa, crea un auto dotado de transmisión por cardán y una caja de tres velocidades y reversa con “toma directa”. En EE.UU el pionero en este sentido sería Packard, dos años después. En 1900, de la mano del francés Louis Bonneville, aparece el primer modelo de una transmisión automática, con relaciones de engranajes seleccionadas de acuerdo a la velocidad del automóvil. Las cajas automáticas sólo comenzarían a fabricarse en serie cuatro décadas más tarde.


En 1902 James Packard y William Hatcher patentan el patrón en “H” (foto de arriba), característico de las cajas de cambios manuales, que terminaría siendo un estándar en la industria. En 1911 Henry Ford patenta el mecanismo de transmisión a engranaje planetario o engranaje epicicloidal de su Ford T (foto de abajo), mecanismo que es la base de la mayoría de las transmisiones automáticas modernas.



1902: Innovaciones en los frenos


El disco a tambor moderno fue inventado en 1902 por Louis Renault, utilizando recubrimiento de asbesto o amianto para los mismos, ya que ningún material conocido hasta ese momento disipaba tan bien el calor como el asbesto. Por el elevado riesgo de cáncer que más tarde se descubrió que representaban, este material terminó siendo prohibido hace décadas en la mayoría de los países.

En el mismo 1902 fue patentado el freno a disco por el pionero británico Frederick Lanchester. Las primeras pastillas de freno estaban revestidas de cobre. Aunque no comenzaron a utilizarse hasta bastante tiempo después (primero en autos de carrera y deportivos), hoy en día prácticamente no existe automóvil que no tenga frenos a disco al menos en uno de sus ejes.

1903: El antecesor del cinturón de seguridad


En 1903 el canadiense Gustave-Désiré Lebeau (otro de los inventores olvidados por la Historia) patenta unos “tirantes” para automóviles, destinados, según la patente, para “retener a los pasajeros de un vehículo”. Todo un adelantado si consideramos que el primer uso en un medio de transporte (una aeronave) fue en 1911 y que los primeros autos con cinturones de seguridad se vieron recién a fines de la década de 1940, siendo el primer auto en llevarlos de serie el Saab GT 750 de 1958.

1903-1908: Avances en los neumáticos


Tras la invención y el patentamiento del caucho vulcanizado (en 1839 y 1844, respectivamente) por Charles Goodyear, el neumático comenzó a ser utilizado en la incipiente industria automotriz gracias a los esfuerzos de gente como John Dunlop y André Michelin.


En 1903, P .W .Litchfield, de la empresa Goodyear, obtuvo una patente para un neumático sin cámara que combinaba en una sola unidad el tubo hueco de aire y el casco protector exterior. El neumático sin cámara fue considerado como algo poco práctico durante más de medio siglo, hasta que Packard produjo el primer automóvil con neumáticos sin cámara en 1954.


En 1904 aparece la llanta de rueda desmontable, que permitía a los automovilistas reparar pinchaduras y reventones al costado del camino. Antes de este invento, se tardaba casi 30 minutos para sacar una cámara reventada de la rueda y otros treinta minutos para reinstalarla, además de cinco minutos para “parchear” la cámara.

En 1908, Frank Seiberling, fundador de Goodyear, inventa una máquina que corta ranuras en la superficie de los neumáticos para que éstos tengan mayor adherencia al camino. Hasta ese momento la superficie de los neumáticos eran lisas, por lo que el manejo de los vehículos en caminos mojados resultaba peligroso y era difícil avanzar por caminos cubiertos de barro. De hecho, los automovilistas solían llevar rollos de soga para envolverla alrededor de los neumáticos y así darles tracción.

1905: Limpaparabrisas mecánico


El limpiaparabrisas mecánico fue inventado por la norteamericana Mary Anderson en 1903, y la patente por dicho invento le fue concedida en 1905, cuando los automóviles eran aún toda una rareza. Su nombre, olvidado en la historia del automóvil, es rescatado gracias a investigaciones sobre mujeres inventoras realizadas en la década de 1990. Al día de hoy es considerada la única mujer en crear un dispositivo indispensable para la fabricación de automóviles como los conocemos en la actualidad.

Curiosidad: Otra mujer, Charlotte Bridgewood, patentó el limpiaparabrisas automático en 1917, pero no tuvo éxito en vender su invento, el cual sería estándar en la mayoría de los autos recién hacia 1923. Bridgewood nunca obtuvo el reconocimiento por haber sido pionera en este sentido. Otro elemento similar, el “limpiafaros” (durante mucho tiempo obligatorio en ciertos países) fue un invento de Saab en 1970.

1908: Cadena de montaje


Para abaratar los costos del automóvil y hacerlo llegar al gran público, Henry Ford debió modificar de raíz el proceso de fabricación de los mismos. Para ello diseñó una estrategia de producción basándose en la fabricación en serie de las distintas piezas que componen al automóvil, las cuales luego eran ensambladas de forma ordenada en una cadena de montaje. Esta nueva forma de trabajar permitió reducir notoriamente los tiempos necesarios para la fabricación de un automóvil y bajar de forma drástica el precio por unidad, con lo cual su auto (el Ford Modelo T) pudo llegar a las masas y motorizar primero a los EE.UU. y luego al mundo.

1911-1912: Motor de arranque y faros eléctricos


Junto al empresario Edward Deeds, en 1911 el inventor norteamericano Charles Kettering mejora el sistema de arranque y cableado de los automóviles y en 1912 desarrolla un sistema de encendido en el que un distribuidor llevaba la corriente eléctrica hacia cada bujía. Este sistema, que reemplazó al arranque a manivela, fue instalado por primera vez en un Cadillac (el modelo 30) y luego se generalizó a toda la industria. Dicho Cadillac también montaba por primera vez faros que se prendían utilizando energia eléctrica. Antes de este invento, para manejar de noche los autos necesitaban lámparas de carburo o de gas acetileno.


Para saber más

Para conocer de autos que se adelantaron a su tiempo y que representaron grandes avances para su época pueden ver el siguiente post: Autos adelantados a su tiempo

 Fuentes


 En breve más novedades, saludos!

3 comentarios:

Zeta_bola_1 dijo...

los limpiaparabrisas automaticos no fueron idea de preston tucker? eso es algo que lo crei verdadero de la peli de jeff bridges. ahora, no se a que se referira con automatico en la nota. supuestamente tucker invento los los limpia por tiempo, o sea, limpia, espera 3 o 4 segundos, limpia y asi. tal vez con automaticos se refiera a que se encendian solos???????? muy buena nota la verdadç

Javier dijo...

Tucker no los inventó, pero sí fue el primero en instalarlos en un auto

Saludos!

cyrang dijo...

el imvento de los limpiaparabrisas por Mary Anderson es, cuando menos, curioso. ella viajaba en tranvía todos los días, y cuando nevaba, cada poco rato, el conductor detenía el tranvía, se bajaba y limpiaba la nieve del cristal, lo que hacia el viaja muy lento. durante esos viajes tediosos, a Mary se le ocrurrio la solución e invento el limpia como lo conocemos, pero con una palanca manual dentro del coche que tenia que manejar el conductor con una mano, lo que lo hacía útil con la nieve, pero no tanto con la lluvia, ya que al conductor se le cansaba el brazo.

el limpiaparabrisas automático se refiere al que no has de manejar con la mano, si no que se mueve "solo".

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog