Social Icons

viernes, 18 de noviembre de 2011

Abarth: la historia del escorpión...


A fuerza de victorias en competiciones de turismos, récords de velocidad y con su fenomenal participación en el campeonato mundial de rallies asociado a Fiat, Abarth quedó en la historia como uno de los mejores preparadores de todos los tiempos. A continuación, un repaso de sus modelos más emblemáticos


Creación de la firma


En 1949, Carlo Abarth, italiano de origen austríaco, funda en Turín junto a Armando Scagliarini una empresa de automóviles pensados en la competición. El símbolo del escorpión, que además de ser el signo zodiacal de Abarth representa la personalidad salvaje del auto y un recordatorio del pasado en competición del mismo Abarth, en su época bastante conocido por sus victorias en motos y sidecars, carrera que se vio obligado a dejar a causa de un grave accidente.

Primeros pasos


Los primeros pasos de Abarth los da junto a la también turinense firma Cisitalia. Sin embargo, problemas financieros de Cisitalia obligan a abandonar el proyecto con Abarth luego de la II Guerra, y su fundador, Pietro Dusio, abandona Italia para radicarse en Argentina y fundar Autoar (Automotores Argentinos) con el apoyo de Juan Domingo Perón.

Como compensación, Dusio le da antes de partir varios modelos de su último modelo, el 204, en varias etapas de terminación. Así comienza Abarth modificándolos y renombrándolos como Cisitalia-Abarth 204A, los cuales trajeron mucho éxito en competición para la "Squadra Carlo Abarth" en 1949. Los 204 son modificados y renombrados mas tarde como 205, como esta bellísima 205 Abarth Berlinetta carrozada por Vignale entre 1950 y 1951...



El éxito obtenido hace que otras firmas importantes de la época tomen en cuenta a Abarth, como el caso de la (por ese entonces) incipiente Ferrari, con este Ferrari-Abarth 166 MM Spider de 1953:



Hacia 1956 Abarth ya había ganado una reputación como modificador de motores Fiat, que participaban y ganaban en diversas categorías. Allí comenzaría su leyenda...

750 Monza 


Para poder competir en la categoría de 750 cc del Campeonato de GT, Abarth habló con Zagato en el Salón de Turin de 1955 y le sugirió fabricar un auto de carreras basado en el Fiat 600, con modificaciones mecánicas y carrocería coupé fabricada por Zagato.





Abarth sabía que el motor del 600 tenía potencial, por lo que le instaló un cigüeñal diferente y aumentó su cilindrada de 633 a 747 cc, logrando 47 caballos, contra los 22 caballos (aprox.) que tenía de serie de ese momento. Unido a una hermosa carrocería hecha por Zagato, que redujo el Cx del vehiculo, y un bajo peso (unos 550 kg), el 750 Monza comenzó a dominar su categoría, ganando incluso carreras tan prestigiosas como la Mille Miglia de 1957 o las 12 horas de Sebring de 1958. Además, el 750 batió numerosos records. 15 de ellos, como el de la mayor cantidad de kilómetros en 24, 48 y 72 horas, en distancias de 5.000, 8.000 (5 mil millas) y 10.000 y mayor velocidad promedio en 72 horas (165 km/h) se batieron en 1957 en el circuito de Monza.




Precisamente nombrado como el circuito en donde se habían batido tantos récords, en el Salón del Automóvil de París de 1958, aparece una nueva versión del 750 del record, diseñado por Zagato y rebautizado como Monza Zagato. El nuevo modelo usaba una evolución del motor de 750 cc., que ahora lograba 57 caballos gracias a sus cuatro carburadores Weber, con el que podía alcanzar los 190 km/h de velocidad máxima. Esta versión del 750 Record tuvo un gran éxito en carreras como las 12 horas de Sebring de 1959, en donde los cuatro 750 Record participantes coparon los cuatro primeros lugares.

Las versiones de calle se fabricaban lentamente y eran costosas, ya que, como Abarth se encargaba de su negocio de fabricación de sistemas de escape, su personal no daba abasto para ensamblar los 750. Por eso, Abarth decidió, en lugar de contratar más personal, ofrecer la conversión como un kit de potenciación para los dueños de un Fiat 600.

Los récords del 750 son precisamente lo que comienzan a incrementar enormemente la fama de Abarth, que llega a asociarse con firmas del calibre de Porsche, con resultados como el Porsche 356B Abarth GTL, un 356 Carrera modificado y aligerado...


850 TC


Para la categoría de 850 cc Abarth presentó en 1962 al 850 TC, un 600 con el motor de 847 cc que, dependiendo de la compresión, podía lograr 52, 55 o 57 caballos. Sería este modelo el que le daría un renombre definitivo a Abarth, al ganar el Campeonato de Constructores 7 años seguidos (de 1962 a 1967), la clase 850 “Challenge” Europea tres años seguidos (de 1965 a 1967) y ganando su categoría en el temible circuito de Nürburgring (1963). Para 1965 Abarth ya había logrado 1000 victorias en el Campeonato Europeo de turismos.




La versión de 57 caballos, llamada originalmente SS, pasó a llamarse Corsa (“Carrera” en italiano) y compitió en los grupos 2 y 5 de turismos. Las últimas versiones del 850 TC Corsa, con gran compresión, lograban 78 caballos con un carburador Solex y unos tremendos 93 con dos carburadores Weber de 40 mm.


Para la fabricación en serie Fiat comenzó a proveerle a la firma del escorpión carrocerías premontadas del 600 sin ciertos componentes, como frenos delanteros, carburador o caños de escape, piezas que Abarth se ocupaba de colocar. Al igual que con el 750, Abarth también ofrecía las piezas como un kit para que el propietario de un 600 pudiera transformarlo en un 850 TC. Se desconocen cuantos 850 TC originales existen, aunque seguramente hay muchas más réplicas. También existieron versiones 1000 TC, con motor de mayor cilindrada.


1000 GT


Para competir en la categoría 1000 cc Abarth presentó al 1000 Bialbero en el Salón del Automovil de Turin de 1961. Utilizaba un motor de 1000 cc que, gracias a carburadores Weber de 40 mm, producía unos interesantes 92 caballos. Abarth compitió con este modelo con ciertas modificaciones hasta 1964, con modificaciones para mejorar la aerodinámica y la estabilidad a alta velocidad, además de colocarle una caja de 5 velocidades en 1963.






Ganaría las competiciones de su categoría en 1962 y 1963 y fue reemplazado en 1964, cuando el límite de cilindrada de la categoría subió a 1.300 cc..

Simca-Abarth 1300 GT


A comienzos de los años 60 la firma francesa vinculada a Fiat Simca quiso una versión más potente de su modelo 1000 y, lógicamente, recurrió a Carlo Abarth. La firma del escorpión lo modificó de tal forma que muy poco en el modelo terminado recordaba al original. Reemplazando al pequeño motor de 944 cc y 35 caballos estaba uno de 1.288 cc que producia 125 caballos con dos carburadores Weber de 45 mm, mientras que la suspensión y el volante eran del Simca original. El 1300 GT pesaba apenas más de 600 kg (200 menos que el original), con lo que casi llegaba a los 100 caballos por litro. Gracias  la experiencia de Abarth en récords de velocidad, el trabajo aerodinámico en su carrocería permitió que este modelo llegara a unos tremendos 230 km/h.  Como es de esperarse lo hizo bien en competición: en su año debut, 1962, logró 9 victorias en su categoría y, para el final de la temporada, sus tiempos de vuelta eran tan rápidos como los de autos con motor de 2 litros...

OT 1300


Mientras la 250 GTO arrasaba con las categorías superiores, otro auto hacía lo propio con las de menor cilindrada, el Fiat Abarth OT 1300, que debutó en los 500 km de Nurburgrinrg de 1965 en la categoría “prototipo”, porque aún no había logrado el mínimo de unidades de homologación requeridas para competir en la categoría de su cilindrada. Su motor 1.3 litros (1.289 cc), con dos carburadores Weber de doble cuerpo, producía nada menos que 147 caballos y, si tenemos en cuenta que pesaba sólo 655 kg, lograba la friolera de 224 caballos por tonelada. Llegó a alcanzar nada menos que 245 km/h de velocidad máxima.

Este modelo ganó el campeonato mundial en división 1 de 1966 y 1967, el grupo 4 del campeonato italiano (entre 1966 y 1968) y ganó también su clase en los 500 Km del Nürburgring de 1966 y en Le Mans de 1967. Se fabricaron 50 unidades.

A partir de 1971 Abarth se integra por completo dentro del grupo Fiat para convertirse en su departamento deportivo y tener una importancia trascendental en el mundo de los rallies

124 Abarth


Ya a comienzos de los años 70 pilotos privados habían competido con los Fiat 124 Spider en algunos rallies, logrando un cierto éxito. El modelo sería el elegido por Giovanni Agnelli para ingresar al campeonato mundial de rallies, debido a su ligereza, su sistema de frenos avanzado para la época (4 frenos a disco mas servofreno), y por montar un motor que ofrecía muchas posibilidades de mejora. De hecho, Abarth le sacó 165 caballos al cuatro cilindros de 1796 cc (contra los 116 de serie) gracias a carburadores Weber dobles IDF44 de 36 mm. La preparación de la mecánica pasó también por el escape, en el que se montó un nuevo sistema tubular, por los árboles de levas, más cruzados, y por el interior del motor, al que se le montaron pistones especiales para aguantar una mayor relación de compresión.

Las mecánicas de rally tuvieron diversas variantes posteriormente, aumentando la cilindrada primero a 1839 cc y luego a 1995 cc, colocándole una culata de 16 válvulas en 1974 y un sistema de inyección mecánica Kugelfisher a fines de 1975, por lo que el 124 Spider de carrera lograba entre 200 y 230 caballos. Tanta potencia, sumada a su bajo peso (850 kg en la evolución II) lo convirtió en el auto a vencer en todas las competiciones de las que participaba.





Luego de muchas carreras ganadas (como el 1-2-3 del podio del Rally de Portugal de 1974) pero también muchos problemas de fiabilidad, para 1976 había llegado el final de la vida útil de competición del 124, al que además le había surgido dentro del mismo seno del grupo Fiat un enemigo peligroso e inesperado: el mítico Lancia Stratos, que opacó totalmente al modelo de Fiat al dominar el mundial de rallies durante años.

En cuanto a los 124 Abarth Spider de calle estos son bastante raros, ya que sólo se fabricaron poco más de 1.000 unidades, debido a la crisis del petróleo de 1972, lógicamente siendo inmensamente valorados por los coleccionistas de clásicos de todo el mundo.

Aquí una cámara a bordo del 124 Abarth...


131 Abarth


Para remediar el “error” de la auto-competencia con Lancia, en 1976 la firma jubila anticipadamente al Stratos en busca de impulsar al campeonato a un auto de rally más cercano a los modelos de calle, para lo que presenta al 131 Abarth, basado directamente del 131 Mirafiori de serie.

Con una Fiat que había aprendido de su experiencia con el 124, el 131 Abarth montaba un 4 cilindros de 2 litros (1995 cc) que logaba 215 caballos y un peso de poco menos de una tonelada. 1976 fue su año de pruebas, en el que logró ganar el Rally de los 1000 lagos en Finlandia (con Markku Alén al volante) y para 1977 comenzaría a forjar su leyenda, ganando cinco competencias y obteniendo el campeonato mundial de marcas. Para 1978 se aligera el chasis y el motor se potencia a 230 caballos, ganando siete rallies y obteniendo su segundo campeonato mundial de marcas y el primero de pilotos, para Markku Alén.


En 1979 solo gana un único rally, nuevamente el de los 1000 Lagos como en 1976 y nuevamente con Alén al volante, pero en 1980 volvería a obtener el mundial de marcas, por tercera y última vez, ganando además con el alemán Walter Rohrl el mundial de pilotos.

Un video del 131 Abarth en acción...



En la actualidad


Versiones de competición

Abarth Grande Punto Super 2000




Fabricado para competir en el IRC (Internacional Rally Challenge) del 2006, un Punto con kit SS preparado con un motor atmosférico de 1997 cc y 270 caballos. Se fabricaron unas 15 unidades.

Palio Abarth Super 1600


Fabricado en Turquía por Abarth para competir en la categoría Super 1600, montaba un 1.6 litros de 16 válvulas, con una potencia máxima de 215 caballos. Posee una transmisión secuencial de seis marchas, frenos de competición Brembo y electrónica Motec. Su mejor resultado fue un quinto lugar del grupo Super 1600 en el Rally de Turquía del año 2004 por el Campeonato Mundial de Rally.

Abarth 500 Assetto Corse


Fabricado en el 2008, tiene el motor 1,4 T-jet modificado para otorgar 200 caballos y 300 nm de torque, todo con 930 kg, un misil. Ofrecido sólo en color gris con las típicas franjas rojas de Abarth, fue una edición limitada de sólo 49 unidades.

Versiones de calle

Abarth Punto Evo


Las versiones de calle potenciadas del Fiat Punto Evo, con el 1.4 Multiair, logran 165 caballos y 213 km/h (0-100 km/h en 7,9 seg) en versión Abarth y 180 caballos y 216 km/h (0-100 km/h en 7,4 seg) en versión Abarth esseesse.

Abarth 500




Para el 500 la versión Abarth logra 133 caballos y 160 caballos en versión Abarth esseesse.  Otras dos versiones del 500 son intermedias entre el “esseesse” y el Assetto Corse de competición, la primera de ellas es el Abarth 695 Tributo Ferrari, que saca 180 caballos del 1.4 turbo, tiene modificaciones estéticas (entre ellas, el color “Rosso Scuderia” típico de Ferrari), del chasis y una caja de 6 velocidades con levas al volante (al estilo F1), con lo que llega a los 225 Km/h de velocidad punta y acelera de 0 a 100 km/h en menos de 7 segundos.




La segunda es el 695 Competizione, idéntico motor y prestaciones, sin el color Ferrari, pero con el alerón del Assetto Corse y una jaula antivuelcos en la parte trasera.




El futuro: Abarth Coupé


Abarth presentó a comienzos del 2009 las primeras imágenes computarizadas del que sería el primer modelo propio de la historia de la firma, el Coupé, un roadster biplaza que en principio llevaría el chasis (en principio) del KTM X-Bow y un motor 1.8 litros Multiair de 180 caballos, pesando cerca de 1.000 kg. Su fecha de lanzamiento seria para el 2013.

Fuentes


En breve más novedades, saludos!

10 comentarios:

Heriberto Báez Rodríguez dijo...

Excelente como siempre. Muchas gracias por tus clases magistrales.

Carls dijo...

Weenas.

... como siempre, estupendo articulo.

Salu2

leandros dijo...

preciosa nota e historia, pero no dejan de ser FIAT, o TALLERISTAS

Anónimo dijo...

Excelente amigo muy buena información en el futuro podrías deleitarnos con algo parecido sobre Gordini-Renault

Javier dijo...

Puede ser, quizás para mas adelante arme algo sobre eso, también se lo merece

Saludos!

Polanco dijo...

que bello el 205, con esto de historia recordé que hace tiempo en history pasaban la historia de las marcas automotrices eran buenos esos documentales. saludos

Chasis In The Middle dijo...

Buenas! Sabes dónde hay subtítulos en español o inglés para Powered Up de Jeremy Clarkson?

Un saludo ;)

Javier dijo...

Sí, en mi PC. Aún tengo que terminarlos...

cyrang dijo...

fenomenal articulo.
un pequeño aporte, una pagina que cree hace un tiempo, con (creo) todos los modelos de la marca.

http://abarth-eda.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Leandros, se nota que no sabes nada de autos, FIAT o TALLERISTAS asi definis a la mejor marca del mundo o una de las mejores, te lo digo con fundamentos, es dueña de FERRARI, si FIAT tiene un taller que hace autos llamado Ferrari, tambien como Abarth tiene otros talleres que hacen autos Fiat de competicion entre ellos LANCIA, ZAGATO, otros q no me acuerdo.... te recuerdo q LANCIA se canso ganar rally en todo el mundo y ferrari miralo por TV como gana premios en F1 y lemans... ah me olvidaba el fiat 500 nuevo tiene un motor que es considerado el MEJOR MOTOR DE LA HISTORIA fue premiado en Berlin por los propios alemanes si el motor twin air 2 cilindros... aprende algo de historia de autos leandros y luego opina.

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog