Social Icons

domingo, 7 de octubre de 2007

Mazda y los 40 años del motor rotativo



El 30 de mayo de 1967 el primer auto de motor rotativo, el Mazda Cosmo Sport, salió a la venta. Desde entonces Mazda ha fabricado 1.97 millones de vehículos 'rotary engine' y es el único fabricante de autos en el mundo que los puede producir. A continuación, un repaso de su historia, desde sus comienzos hasta la versión especial de un Rx-8 por el 40 aniversario del reciente salón del automóvil de Frankfurt...









HISTORIA DEL "ROTARY"


Los comienzos: Wankel, el visionario





La historia del motor rotativo se remonta a 1924, cuando el alemán Felix Wankel comenzó a trabajar en su idea de un motor en el que los pistones eran sustituidos por un rotor. Sin embargo, el estallido de la II Guerra Mundial y la posterior derrota del III Reich, paralizaron los trabajos, que tras el fin del conflicto fueron reanudados por Wankel y el fabricante de motocicletas NSU, en la hoy extinta República Democrática Alemana. En sus comienzos los rotativos tenían numerosos problemas: fuertes vibraciones a baja velocidad, alto consumo de aceite y muy poco par motor





Mazda aparece en escena





A pesar de sus limitaciones iniciales, Tsuneji Matsuda, por entonces presidente de Mazda, vio el inmenso potencial de este motor y, tras largas negociaciones, en julio de 1961 la compañía de Hiroshima firmó un acuerdo de cooperación con NSU para el desarrollo de la mecánica rotativa. También Mercedes Benz se interesó por esta planta motriz y desarrolló el prototipo C111, que no tuvo continuidad (se imaginan un Mercedes con motor rotary????)


Tras examinar una unidad Wankel, Mazda creó un grupo técnico de estudio, que inició el desarrollo de su propia versión del motor Wankel. La primera unidad fue completada en noviembre de 1961. Pero ésta presentaba el mismo problema que el NSU: la ineficacia de los segmentos de los vértices del rotor aumentaban los daños a las paredes de la cámara de combustión.


En 1963, Mazda había logrado solventar los problemas iniciales del rotary. De forma paralela, la marca japonesa había probado motores de dos, tres y cuatro rotores, todos los cuales obtenían mejores cifras de par y reducían las vibraciones de la versión monorrotor.





El primer modelo





Tras 600.000 kilómetros de pruebas realizadas por 60 vehículos, el 30 de mayo de 1967 Mazda ponía a la venta en Japón el Cosmo Sport, el primer automóvil con motor birrotor de la historia. Su propulsor, de 998 cc., rendía 110 hp a 7.000 rpm, relación cilindrada/caballos increíble y casi sin competencia, salvo el elevado consumo de este auto (luego reducido notablemente en modelos posteriores)





Nace un mito: el RX-7





En 1978, el fabricante japonés lanzó el deportivo Savanna RX-7, que montaba el 12A, un 1.1 litros de 130 HP a 7.000 rpm.


Posteriormente esta mecánica fue refinada y dotada de turbocompresor. Dicho propulsor, bautizado como 13B y que producía 180 hp, se montó en el Cosmo RE Turbo, el automóvil japonés de serie más rápido de su época.


A mediados de los años 80, se introdujo la inyección en los motores RE, lo que contribuyó a mejorar sus prestaciones y a reducir aún más los consumos. En 1989, este propulsor recibió un nuevo turbo que incrementaba la cifra de par a bajas revoluciones y mejoraba la respuesta.


En diciembre de 1991 Mazda iniciaba la comercialización de la tercera generación del RX-7. Este vehículo montaba el motor 13B REW que montaba dos turbos secuenciales. Gracias a dicha configuración, los 1.308 cc. producían unos impresionantes 255 hp a 6.500 rpm. En 1998, gracias a diversos retoques, la potencia de este propulsor creció hasta los 280 hp.





La tercera generación: el RX-8





La última evolución del motor rotativo ha sido el Renesis, presentado en la 36ª edición del Salón de Tokio, y que equipa a los RX-8.


Las mejoras han sido numerosas: se han optimizado los sistemas de admisión y escape, se ha mejorado la respuesta, se han reducido las vibraciones, al tiempo que se han reducido los consumos y las emisiones y se ha aligerado el peso de esta mecánica.


Gracias a dichas modificaciones se ha conseguido que un motor atmosférico de 1.308 cc. entregue hasta 231 hp a 8.200 rpm, potencia equivalente a la de un propulsor de seis cilindros y más de tres litros de cilindrada, y genere un par de 21,5 kgm a 5.500 rpm, cifra propia de una mecánica de dos litros.





ROTATIVOS EN EL MUNDO DE LAS CARRERAS

<



En el mundo de las carreras, Mazda ha tenido un éxito sustancial con sus autos de dos y cuatro rotores, y corredores privados han cosechado también un considerable éxito con autos Mazda propulsados por motores Wankel, tanto originales como modificados. En 1991 el motor wankel llegó a uno de los mejores momentos en competición, al conseguir Mazda la victoria en las 24 horas de Le Mans con su prototipo 787B que montaba un motor de cuatro rotores y 2622 cc de cilindrada. Muchos preparadores utilizan el Rx7 para los campeonatos de Gran Turismo Japonés, como por ejemplo RE Amemiya.





RX-8 SPECIAL 40TH ANIVERSARY EDITION





Para celebrar el aniversario número 40 del motor rotatorio, Mazda presento en el pasado Salón de Frankfurt una Edición Especial del RX-8, que añade componentes a los bastidores, rasgos exteriores y sobre todo interiores, que le dan un nuevo brillo al ya de por sí magnífico RX-8, a pesar de no tener aumentos en la potencia ni en el par respecto al Rx-8 de serie.


El RX-8 Special Edition tiene dos nuevos colores disponibles para su reluciente carrocería, Metropolitan Grey y Crystal White Pearl, además de nuevas llantas de 10 radios y 18’’, faros antiniebla de color azul y los obligatorios emblemas conmemorativos para vestir el exterior.









Sobre el interior, el habitáculo tiene asientos de alcántara, un volante negro de cuero, finas puntadas blancas sobre cuero negro, y apliques plateados.








Pero no todo es estético; la suspensión delantera también ha sido aislada con espuma para hacer más placentera la conducción y encontramos nuevos muelles en sus amortiguadores Bilstein.


En breve mas informes, opinen, comenten, pidan temas...saludos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy bueno el artículo. Soy un convencido de que el motor rotativo es hacia donde deben migrar las automotrices, sin embargo parece que hay muchos interese en medio puesto que Mazda supo soslayar todas las trabas que otros fabricantes esgrimian para dejar de lado la tecnología Wankel.

Jony dijo...

muy buen informe soy amante de estos
impulsores.creo que si no fuera por
la mentalidad comercial de los fabricantes especialmente de los traga combustibles (n.a) si me comprenden este motoraso hubiera tenido mucho mas exito que el poco rendidor pero atractivo alternativo
pero "es lo que hay"

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog