Social Icons

miércoles, 29 de junio de 2016

El “Brexit” y sus efectos en la industria automotriz


El referéndum de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea ha sacudido la economía mundial y el mundo del automóvil no es indiferente a esto. El famoso “Brexit” puede afectar a las firmas automotrices británicas o a las empresas con capitales invertidos en aquel lugar, que son muchas y de las que dependen muchos puestos de trabajo. A continuación, un análisis del tema… 



Hoy en día las grandes firmas automotrices británicas son propiedad extranjera, algunas de otros mercados, otras de la misma Europa de la que se quiere separar, como BMW. Pero además en territorio británico se encuentran fábricas e inversiones directas o indirectas de grandes firmas en el mercado automotriz como GM, Ford, Toyota, Honda o Nissan

Varias firmas hicieron declaraciones respecto de este tema: 

Desde BMW (dueña además de Mini/Rolls Royce) señalaron que habrá un “período de incertidumbre” en el que “muchas condiciones y acuerdos deberán ser renegociados“, también señalando la firma bávara que no pueden indicar el verdadero alcance de su producción en el Reino Unido “hasta que acuerdos regulatorios y legislativos futuros se lleven a cabo”. Gran Bretaña es el segundo mercado automotriz de Europa después de Alemania y el principal destino de las exportaciones automotrices del país alemán, por lo que allí es donde están principalmente preocupados. 

Desde Ford señalaron "no haber modificado aún sus planes de inversiones" pero que "tomarán cualquier acción necesaria para asegurar que nuestros negocios en suelo europeo sigan siendo competitivos”. Ford tiene importantes fábricas de motores y transmisiones en Gran Bretaña. 

Desde General Motors señalaron que el Reino Unido es el cuarto mercado global mas grande para GM y el más grande en Europa, y que separarse de la UE es poco deseable para sus negocios y para el sector en general. Pensando en su firma en territorio británico, Vauxhall, señalaron la importancia de que Gran Bretaña siga siendo parte del Espacio Económico Europeo para permitir el libre movimiento de bienes y personas en Europa, aun sin ser parte de la Unión Europea, como es el caso de por ejemplo Noruega o Islandia. 

El proceso del “Brexit”, que ya se cobró al primer ministro Cameron, podría tomar años, pero ya se pudieron ver algunos efectos inmediatos, con la mayor caída de la libra esterlina en años o la caída de las acciones de numerosas compañías a lo largo del mundo, por ejemplo la de Tata Motors (dueña de Jaguar/Land Rover) en un 12%, la peor para la firma india desde el 2012. 

Lo que resta por verse es el tema inversiones: Toyota y Nissan habían dicho que era preferible para sus operaciones que el Reino Unido permaneciera en la UE debido a que su salida del espacio europeo “plantearía desafíos adicionales y problemas de competitividad a largo plazo”. Honda y Toyota, por ejemplo, han invertido más de dos mil millones de libras en treinta años en aquél país, y solo de Toyota dependen cerca de 800 mil puestos de trabajo. Será un tiempo de mucha especulación y pocas certezas… 

Fuentes 


¡Saludos!

1 comentario:

Kitsune ESP dijo...

Todo depende de los acuerdos entre la Unión Europa y Gran Bretaña, pero todo apunta a que volverán a tener aranceles, ya que para que Gran Bretaña se le dejara un trato especial como tienen otros países europeos fuera de la UE, estos deberían permitir la libre circulación de personas y trabajadores, algo que los ultra-conservadores de la Derecha británica no quieren.

Si un ciudadano Europeo necesita un visado para trabajar en GB, los productos británicos estarán grabados con aranceles, lo cual supondrá una subida de costes y repercutirá en una subida de precios o una disminución de beneficios.

 

Sobre mí...

Mi foto
Cordoba Capital, Cordoba, Argentina
Lic. en Turismo, hincha de Belgrano, fanático de los autos (sobre todo clásicos), de Initial D y del metal

Seguidores del blog